Ahora leyendo:
¿España se despide de las torres de control?
Toda la noticia 3 minutes read

¿España se despide de las torres de control?

En pocos años las torres de control pueden estar camino de la extinción. Los aeropuertos de Menorca y Vigo pondrán en marcha un sistema de control virtual que hará obsoletas a esas infraestructuras.

Según confirmaron fuentes de Aena a Menorca.info el aeródromo insular será el primero en España que implemente un sistema de control aéreo basado en cámaras y sensores, que combinando tecnologías como la realidad aumentada logrará una mayor precisión y seguridad en las operaciones.

En tres años la torre será derribada
El proyecto ya fue aprobado, indicaron en el ente público-privado, y en tres años la actual torre del aeropuerto será derribada. Esta construcción ya tiene 50 años de vida y presenta problemas estructurales.

En los planes de inversión se contemplaba edificar una nueva torre, pero si se pone en marcha este proyecto la construcción será innecesaria.

Los controladores se ubicarán en algunos de los edificios existentes en el perímetro, aunque si quisieran podrían estar en cualquier punto de la isla. O fuera de ella. Porque al no haber un contacto visual con la pista, toda la información llega por monitores y la ubicación del personal es secundaria.

Visión de 360 grados
Junto con el de Menorca este sistema también se pondrá en marcha en Vigo. Gracias a un sistema de cámaras en la sala de control se tiene una visión de 360 grados de la pista y los alrededores del aeropuerto.

Además las pantallas podrán hacer zoom sobre las imágenes y mostrarán diversos indicadores sobre las aeronaves como los indicativos, códigos y otros datos como la velocidad o la altitud.

Red de torres virtuales
Este sistema es similar al que se utilizará en aeropuertos como el de la Ciudad de Londres a partir del año que viene, donde los controladores ni siquiera están en la capital británica, sino a 128 kilómetros de distancia.

La primera torre operada a distancia del mundo está en el aeropuerto de Örnsköldsvik, Suecia, controlada desde las instalaciones de control de tráfico aéreo de Sundsvall, distante a más de 150 kilómetros, y que funciona desde 2015.

La UE, a través del proyecto Sesar, contempla montar una red de torres de control virtuales alejadas a más de 100 kilómetros de las pistas.

Ventajas del nuevo sistema
Actualmente el espacio aéreo está organizado en sectores, dividido por países y regiones. Pero en un futuro cercano, gracias a estas tecnologías, los controladores podrán monitorear el trayecto completo de un avión y los pilotos no se verán limitados por los cambios al cruzar una frontera nacional.

De esta manera se evitaría la recarga de trabajo en zonas con mucho tráfico aéreo. Además quitaría impacto a las huelgas de controladores, que suelen perjudicar las operaciones no solo de su área de influencia sino de las aerolíneas que provienen de otras regiones…

Compartir noticia:
Input your search keywords and press Enter.