Ahora leyendo:
Ocho meses de lucha social por sus derechos
Toda la noticia 3 minutes read

Ocho meses de lucha social por sus derechos

Casi cuatro años han pasado desde que Mexicana de Aviación ha parado. Ocho meses han transcurrido desde que Rogelio Martínez López se ha plantado, junto con Cecilia Bertrand y otros sobrecargos jubilados, en los mostradores de la fallida aerolínea en las instalaciones de la Terminal uno (T1), del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

"Ha sido difícil"¦ Muy difícil"¦ pero solamente estamos exigiendo un derecho que nos corresponde", expresó un fatigado Martínez López, que se mantiene estoico ante sus peticiones.

En principio Martínez López, junto con la también sobrecargo Dulce Mejía, iniciaron una huelga de hambre, en donde solicitaban el pago de sus pensiones y los derechos que les correspondían.

"Esta no es una lucha aislada"¦ Las autoridades saben que somos más de 700 los sobrecargos que nos hemos visto afectado"¦ Prácticamente, nos quitaron nuestro patrimonio", comenta Martínez López, mientras se congratula de la orden de aprehensión que se giró contra Gastón Azcárraga.

De acuerdo a la explicación, no sólo se tiene que ordenar la aprehensión de Azcárraga, sino de todos los involucrados que permitieron que miles de trabajadores quedaran sin empleo y más de 700 jubilados sin pensión.
"Sin lugar a dudas, es una avance importante para llegar a todos los que están coludidos en el coma inducido a Mexicana de Aviación. Y en el caso de Azcárraga, no basta que sólo lo capturen y encarcelen si es culpable, sino que regrese todo el dinero que se robó y detengan también a quienes se prestaron al fraude al comprar Mexicana en mil peso", puntualizó el ex sobrecargo.

Y es que en este tiempo en que se han dedicado a luchar por sus derechos, las familias se han deteriorado, algunos trabajadores han muerto en el camino.

"Aquí la gente pasa y nos ayuda con lo que puede y sobrevivimos, pero hay compañeros que literalmente no tienen para comer", agregó Martínez López, a quienes sus amigos le conocen como "Roger Cobra".

"Mira, mi ropa está ahí colgada y ahora uso camisetas que nos regalan las empresas de pintura, porque no hay para má", indicó.

Hace unos días, se dio a conocer que la nueva administración del fideicomiso de más de 75 millones de pesos estará a cargo de trabajadores en retiro de Mexicana, a quienes la empresa les proporcionará la información disponible, infraestructura y asesoría que requieran relacionada con el fideicomiso.

"Ese sin lugar a dudas, es un avance, pero no vamos a parar hasta que no se restituyan todos nuestros derechos2, agregó.

De pronto, la sonrisa vuelve a la cara de Martínez López"¦ "Hoy va a venir mi hijo a verme"¦ Tiene nueve año"¦ El es mi motivo para seguir en la lucha", subrayó.

Más de 200 días han transcurrido en este plantón. Tal vez, Gastón Azcárraga, no sabrá lo que es dormir en una casa de campaña, sin tener para comer. Pero la entereza de personas como Rogelio Martínez López permitirán que la legalidad le dé a cada quien su lugar en la legalidad.

Compartir noticia:
Input your search keywords and press Enter.