Ahora leyendo:
Soñar con ópera en la biblioteca de Bogotá
Toda la noticia 3 minutes read

Soñar con ópera en la biblioteca de Bogotá

Si alguna vez escuchas a alguien decir que los libros no son parte del turismo, coloca en duda su palabra. Lo más probable es que esa persona sea enemiga de la lectura. Monumentos, museos, iglesias, miradores, y también bibliotecas, habitan y destacan en toda ciudad y país.

Este es el caso de la Biblioteca Luis Ángel Arango, un referente en todo el mundo y una de las más grandes de América Latina. Es parte del distrito de La Candelaria, en Bogotá, Colombia. Este verano cumplió 55 años de vida.

Sus inicios fueron sólo como una sala de lectura en lo que era por la época el Banco de la República. Allí­ primaban los libros de finanzas, economía, hacienda pública, polí­tica, y también historia. No obstante, aquel rinconcito tomó cada vez más fuerza con los años. Hoy la visitan cerca de 5.000 personas al día.

La biblioteca pública tiene 44.000 metros cuadrados; posee 13 salas especializadas, un novedoso sistema virtual de consultas, una red de bibliotecas por todo el territorio nacional y un catálogo de dos millones de títulos.

Si te aburres fácilmente en espacios cerrados como éste, aquí no lo lograrás. El lugar cuenta con salas de música (con piano de cola incluido), otras audiovisuales, una de manuscritos y libros raros, cabinas para investigación. Hay cabida para la lectura infantil y juvenil, tecnología y ciencia, e idiomas. También hay un moderno auditorio en forma de caracol y con excelente acústica.

Sinfín de buenas y entretenidas oportunidades que la Luis Ángel Arango ofrece a sus visitantes. ¿La idea? No aburrirse ni por un minuto y ser capaz de soñarse en un gran escenario tocando un instrumento. Escuchar una pieza de vallenato clásico o ver una de las 300 óperas disponibles, es lo que se puede hacer en la Sección de Música. Y, cuando entres a la Mapoteca, disfrutarás de una curiosa forma de viajar por el mundo.

Un dato a considerar son los 30.000 a 100.000 pesos anuales que cuesta estar afiliado a esta impresionante biblioteca. A mayor acceso de servicios, mayor será el costo que deberá pagar un socio.

Si lo tuyo es contemplar bóvedas repletas de libros y pasar horas leyendo, esta es una buena opción para conocer en Bogotá. Y recuerda siempre que un libro, cualquiera que sea, será una buena compañía en cada uno de tus viajes.

Compartir noticia:
Input your search keywords and press Enter.