Ahora leyendo:
Gracias a los escáneres de seguridad líderes en la industria, las filas de la TSA se están acelerando en el mayor centro de operaciones de Delta
Toda la noticia 6 minutes read

Gracias a los escáneres de seguridad líderes en la industria, las filas de la TSA se están acelerando en el mayor centro de operaciones de Delta

Justo a tiempo para los viajes de vacaciones, Delta, el Aeropuerto Internacional de Atlanta Hartsfield-Jackson y la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA por sus siglas en inglés) están acelerando las líneas de seguridad para que los viajes domésticos desde Atlanta sean más rápidos y sin problemas.

El puesto de control de seguridad del sur de la terminal doméstica de Atlanta es el primero de los Estados Unidos que se convertirá en sistemas de carriles de control automatizados por tomografía computarizada (CT-ASL)**, lo que hará que el aeropuerto más concurrido del mundo sea aún más eficiente a medida que los viajeros se conecten con destinos de todo el mundo.

Los nuevos carriles permiten a los viajeros mantener los aparatos electrónicos y los líquidos aprobados en sus bolsas de mano y se estarán instalando durante el resto del año para ayudar a las personas a pasar por el puesto de control del sur de Atlanta con mayor fluidez y con menos puntos de contacto.

“Nuestra asociación con la TSA y el aeropuerto de Atlanta nos permite mejorar la experiencia de seguridad al hacerla más rápida y fluida, lo cual es algo que sabemos que es importante para nuestros clientes”, dijo Eric Phillips, Vicepresidente Senior de Delta – Servicio al Cliente del Aeropuerto. “Esta mejora en nuestro mayor centro de operaciones ayudará a reducir el estrés, minimizar los puntos de alto contacto del aeropuerto y mejorar la experiencia general para los viajeros de Atlanta en los años venideros”.

En pruebas recientes, los equipos de Delta han visto a los clientes moverse a través de la seguridad del aeropuerto casi un 20 por ciento más rápido usando esta tecnología.

Los nuevos sistemas también ayudan a minimizar los puntos de alto contacto y a reducir las aglomeraciones para un viaje más seguro, protocolos que se han vuelto especialmente importantes durante la pandemia del COVID-19. Más del 70 por ciento de los clientes de Delta han citado el punto de control de la TSA como una parte del proceso de viaje más importante para mantenerse seguros y sanos.

La TSA sigue ajustando sus operaciones de seguridad durante la pandemia mediante la aplicación de medidas proactivas y de protección en los puestos de control de seguridad para que el proceso de inspección sea más seguro: el instalar protectores de plexiglás y marcadores de distancia segura en los aeropuertos de todo el país, el requerir a los agentes que utilicen mascarillas faciales y guantes, el limpiar cada hora los equipos de inspección de alto nivel y contenedores, así como otras superficies en los aeropuertos de todo el país diariamente o según sea necesario. Se puede encontrar más información en tsa.gov/coronavirus.

“La seguridad de los viajeros es la prioridad de la TSA, nuestra asociación con Delta y el aeropuerto de Atlanta es crítica para ayudar a desarrollar mejoras innovadoras de seguridad y perfeccionar la experiencia de los viajes”, dijo Eric Beane, Director Federal Interino de Seguridad de la TSA.

Además de los escáneres CT líderes en la industria con tecnología de rayos X perfeccionada para una mejor detección, los nuevos carriles presentan devoluciones de contenedores totalmente automatizadas y cargas de doble bandeja. Esto significa que los viajeros pueden dejar los contenedores sobre la banda tan pronto como estén listos y no necesiten apilar sus contenedores después de pasar por el control de seguridad. Los clientes no tendrán que preocuparse por los artículos que se dejen atrás, los contenedores son escaneados antes de ser apilados para asegurarse de que no se olviden pertenencias personales.

Además, los clientes en estos puntos de control ya no tendrán que retirar de sus bolsas de mano los aparatos electrónicos o los líquidos para escanearlos, reduciendo aún más el riesgo de pérdida de objetos personales.

Delta y la TSA
Esta no es la primera vez que Delta ha trabajado con agencias gubernamentales para facilitar el viaje. Delta y la TSA trabajaron juntos para introducir los primeros ASL, seguidos por los dos primeros CT-ASL en el puesto de control de la terminal internacional de Atlanta el año pasado, la misma terminal donde Delta, el Centro de información de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP por sus siglas en inglés) y la TSA lanzaron la primera terminal completamente biométrica en los EE. UU. en 2018. A principios de este año, Delta y la TSA implementaron contenedores antimicrobianos que impiden el crecimiento de un amplio espectro de bacterias para las líneas de control automatizadas en cinco centros de operaciones de Delta.

“Es un gran honor para el Aeropuerto Internacional de Atlanta Hartsfield-Jackson albergar el primer punto de control de seguridad completamente CT-ASL en nuestra terminal sur”, dijo John Selden, Gerente General del Aeropuerto Internacional de Atlanta Hartsfield-Jackson. “Como un aeropuerto de clase mundial, estamos continuamente buscando maneras de mejorar la experiencia de viaje de los clientes. Estamos contentos de asociarnos con Delta y la TSA para ofrecer a los pasajeros un proceso de seguridad más fluido”.

Esta actualización se basa en los ya robustos esfuerzos de limpieza a bordo de Delta como parte del Delta CareStandard, desde el bloqueo de los asientos centrales hasta marzo de 2021 hasta el cambio de filtros de aire HEPA de alto grado industrial con el doble de frecuencia de lo recomendado por el fabricante. Delta continúa liderando la industria con innovaciones que hacen que el viaje sea más fácil y sin complicaciones. La aerolínea anunció recientemente la primera prueba de identidad digital doméstica en los Estados Unidos, que se ofrecerá en Detroit a los clientes de Delta que cuenten con TSA PreCheck®. Tal como se dio a conocer en CES 2020, Delta también está realizando una prueba con los empleados de velocidad al cruzar por el puesto de control de seguridad al tiempo que la aerolínea continúa innovando para el futuro de los viajes.

**La TSA debe mantener un carril alterno equipado con un sistema tradicional, no automatizado, para artículos de equipaje de mano de gran tamaño.

Compartir noticia:
Fuente: Delta
Input your search keywords and press Enter.