Ahora leyendo:
Southwest Airlines invierte en proyecto piloto de combustible de aviación sostenible apoyado por el Departamento de Energía
Toda la noticia 4 minutes read

Southwest Airlines invierte en proyecto piloto de combustible de aviación sostenible apoyado por el Departamento de Energía

La aerolínea Southwest Airlines anunció una inversión en SAFFiRE Renewables, LLC (SAFFiRE), una compañía formada por D3MAX, LLC (D3MAX), como parte de un proyecto respaldado por el Departamento de Energía (DOE) para desarrollar y producir combustible de aviación sostenible (SAF). Financiado con una subvención del DOE que se complementa con la inversión de Southwest, se espera que SAFFiRE utilice la tecnología desarrollada por el Laboratorio Nacional de Energías Renovables (NREL) del DOE para convertir el rastrojo de maíz, una materia prima de desecho ampliamente disponible en Estados Unidos, en etanol renovable que luego se convertiría en SAF.

La inversión de Southwest a la subvención del DOE apoya la primera fase del proyecto, que se espera que incluya la validación de la tecnología, el diseño preliminar y un plan de negocio para una planta piloto.

“El SAF es fundamental para descarbonizar el sector de la aviación”, señaló el Director General de Southwest, Bob Jordan, y agregó “Esta es una oportunidad única para invertir en lo que creemos que podría ser una tecnología innovadora que podría facilitar la sustitución de hasta aproximadamente el cinco por ciento de nuestro combustible para aviones con SAF para el año 2030, con el potencial de seguir escalando significativamente más allá de la década. Esta inversión, la primera de su clase, es otro paso que estamos dando para abordar nuestro impacto ambiental, y también apoya nuestros esfuerzos para asociarnos con organizaciones y entidades gubernamentales para ayudar a nuestra industria a alcanzar el objetivo de neutralidad de carbono para 2050”.

En 2021, Southwest estableció un objetivo a corto plazo para mantener la neutralidad de carbono a los niveles de 2019 mientras sigue creciendo sus operaciones, parte del cual incluye la sustitución del 10% de su consumo total de combustible para aviones con SAF para 2030.

La compañía también señaló que, además de complementar los objetivos de SAF de Southwest y los esfuerzos más amplios de sostenibilidad ambiental, este proyecto apoya la estrategia climática del gobierno federal, incluida la ambición de tres mil millones de galones de combustible de aviación sostenible para 2030 a través del Gran Desafío de SAF.

“El Departamento de Energía se ha comprometido a convertir nuestros ambiciosos objetivos de descarbonización de la aviación en realidad a través de sólidas colaboraciones en el sector de las aerolíneas”, dijo el subsecretario de Energía de Estados Unidos, David Turk. “Trasladar los avances tecnológicos de vanguardia en materia de aviación sostenible a la escala de producción ahorrará dinero, reducirá las emisiones de carbono y reconfigurará el futuro de los viajes en avión en beneficio de los consumidores estadounidenses”.

El proyecto piloto pretende validar la comercialización de esta tecnología de conversión de maíz en etanol, lo que podría dar lugar a una fase posterior. Si la primera fase tiene éxito, el DOE y Southwest tendrían la oportunidad de financiar una segunda fase de inversión para el diseño, la fabricación, la instalación y el funcionamiento de una planta piloto que produzca etanol renovable utilizando la tecnología desarrollada por D3MAX y el NREL. En la segunda fase, está previsto que el etanol renovable sea convertido en SAF por LanzaJet, Inc. en su biorrefinería actualmente en construcción en Soperton, Georgia.

“Estamos muy contentos de trabajar con Southwest Airlines, que será un gran inversor”, dijo Mark Yancey, director general de SAFFiRE. “Se espera que la tecnología SAFFiRE produzca menos carbono SAF en comparación con el combustible convencional para aviones en su ciclo de vida, que podría llegar a ser carbono negativo con las mejoras del proceso y la captura de carbono. Si tenemos éxito en el desarrollo y la comercialización de esta tecnología, proyectamos que la tecnología puede producir 7.500 millones de galones por año de SAF para 2040.”

“El NREL está encantado de contribuir con su experiencia en investigación y desarrollo de biocombustibles a esta emocionante colaboración con Southwest Airlines, D3MAX y el DOE para llevar potencialmente el SAF al mercado de forma rápida y económica”, sostuvo Adam Bratis, Director Asociado del Laboratorio de Ciencias y Tecnología de la Bioenergía del NREL.

Compartir noticia:
Input your search keywords and press Enter.