Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility
Ahora leyendo:
Éste es el hombre que te puede conseguir un avión para escapar de un asesino
Toda la noticia 4 minutes read

Éste es el hombre que te puede conseguir un avión para escapar de un asesino

Es una noche templada en el arbolado barrio de Gunhill, en Harare, cuando suena el celular de Ameerh Naran.

Quien llama es el hijo de Emmerson Mnangagwa, el entonces vicepresidente de Zimbabwe y tiene una petición: quiere que Naran ayude a su padre a huir del país.

El presidente Robert Mugabe acababa de despedir a su antiguo sicario y la familia recibió el dato de que habría un atentado contra la vida de Mnangagwa.

La llamada pone en marcha varias horas frenéticas para Naran, de 32 años, que se especializa en dar respuesta a pedidos de aviación para clientes entre los que se cuentan multimillonarios, políticos y famosos.

De inmediato empieza a hacer llamados para organizar la evacuación médica de Mnangagwa a Sudáfrica, pero entonces –después de horas de llamadas, cuidadosa coordinación y la llegada de una ambulancia y una enfermera al escondite de Mnangagwa-, el político decide seguir su propio camino.

Mnangagwa conduce hasta la frontera y escapa a pie a Mozambique antes de volver días a después para tomar el poder a Zimbabwe.

Los recuerdos de Naran sobre el episodio muestran cuán extraños e impredecibles pueden ser los pedidos que conforman su rutina diaria. Su compañía, Vimana Private Jets, presta servicio a la clientela más exigente de ese sector que busca vuelos chárter por negocios y placer.

Este nicho de mercado está cada vez más atestado de empresas. El uso de aviones privados se está alcanzando un nivel que no se veía desde antes de la crisis financiera de 2008, en tanto el año pasado se realizaron más de 3 millones de vuelos de negocios en los Estados Unidos y Canadá, de acuerdo con el proveedor de datos Argus International.

Naran ha centrado su actividad en la parte más exclusiva del mercado de chárters, apostando a que su servicio seguirá atrayendo al tipo de cliente que puede justificar el alquiler de un avión para un viaje de compras a Hong Kong.

“Ameerh es un individuo con buenos contactos”, declaró Tim Barber de Duncan Aviation. “El extremo superior del mercado aún es muy vigoroso. No se puede eludir el hecho de que los aviones privados son la única manera de ahorrar tiempo”.

Las sumas involucradas pueden ser muy altas. Vimana recibió este mes una reserva para el alquiler de un Boeing 787 Dreamliner por 4.2 millones de dólares, afirmó Naran.

Ese nivel de precios asegura un aparato que hasta un presidente estadounidense podría envidiar: un avión jumbo para 40 pasajeros con una suite principal que tiene su propio baño. También hay pedidos más habituales, como un vuelo entre Londres y Los Ángeles en un Gulfstream 650, que pueden costar a los clientes 200 mil dólares.

Y no se trata sólo de vuelos. Naran recuerda a una familia estadounidense que quería asistir a los Juegos Olímpicos 2016 en Brasil. Además de organizar sus vuelos, Vimana coordinó la redecoración completa del piso del hotel de Copacabana que habían alquilado para las Olimpíadas para asegurarse de que las obras de arte, los muebles y el empapelado se adecuaran a los gustos de la familia.

También ha llevado a clientes a Brasil para un safari de jaguares, arreglado viajes de esquí nocturno a Vancouver y transportado celebridades de La Habana a Nueva York.

Naran, quien se dedicó a las carreras de autos hasta los 26 años, indicó estar reuniendo 50 millones de euros (57.9 millones de dólares) para su propia marca de superautos, que planea lanzar en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra de 2021…

Compartir noticia:
Input your search keywords and press Enter.