Ahora leyendo:
Aeroméxico: “Desde febrero de 2018 toda nuestra flota será de de B-787”
Toda la noticia 5 minutes read

Aeroméxico: “Desde febrero de 2018 toda nuestra flota será de de B-787”

En una amena charla con Gustavo Guacci, Gerente comercial de Aeroméxico para Argentina y Uruguay, hablamos sobre la primera década de la aerolínea en nuestro país, su futuro y las fortalezas que la convierten en una excelente opción para conectarse con el mundo.

Aeroméxico acaba de celebrar los 10 años en Argentina, ¿hace cuánto que estás en la compañía aérea?

Mi ingreso a la aerolínea coincide casi con la entrada al país, ya que ingresé hace 9 años y algunos meses porque, si bien Aeroméxico hace 10 años que está en la Argentina (y lo celebramos a lo grande), los primeros meses de gestión fue solamente el manejo del aeropuerto y la venta la hacía un GSA, pero cuando definieron que había una oportunidad concreta, a pesar de que en ese momento estaba viniendo Mexicana con una presencia muy fuerte y bien posicionada, decidieron contratar personal propio y ahí es cuando ingreso yo, que ya llevo 30 años en la industria aerocomercial. Siempre mi posición fue la de gerente Comercial y en algún momento tuve a mi cargo la Argentina y Chile y ahora tengo a mi cargo la Argentina y Uruguay.

A su llegada al país en el 2007 como mencionaste volaba desde México, la empresa Mexicana de Aviación, (que termina desapareciendo como tal en 2010), pero que era una fuerte competidora. ¿Porqué se elige ese momento para venir?

En primer lugar Aeroméxico tenía definido un plan de expansión internacional. No sólo inició vuelos a la Argentina sino que también abrió la ruta de Japón, por ejemplo, y comenzó a sumar más frecuencias a Europa. Eso hizo que en el contexto general de la empresa que estaba iniciando su expansión internacional le vio una muy buena oportunidad al país, tanto como mercado, como destino en sí mismo.

La República de México, dentro de los números que se manejan en la industria es uno de los cuatro o cinco países que más turistas recibe y estaba bien plantado para enfrentar a la competencia que había en ese momento.

En estos diez años, ¿qué ha pasado?

Paso de todo, pero Gracias a Dios siempre tuvimos un crecimiento constante, si bien con algunos altibajos, lo que hizo que en algunos momentos tuviéramos una mayor apuesta en la cantidad de asientos y otros en los que, según las alternativas del mercado, nos hicieron ser bastante precavidos, pero haciendo un repaso de la historia de la compañía en Argentina siempre fue para apostar más a la operación local.

Creo que el traspié más importante fue a los dos años de estar haciendo la ruta a Buenos Aires cuando México se vio afectado por la Gripe A, y fue un semáforo rojo que frenó todos los viajes. En realidad era un tema que se escapaba de nuestras manos porque no podíamos manejar nada, y todavía estábamos con tres vuelos a la semana mientras que Mexicana tenía 13 o 14, por eso cuando se retomó el movimiento de pasajeros fue un desafío más que importante el poder volver a posicionar un trabajo que habíamos hecho durante dos años y que se frenó de golpe.

¿Cuantas veces vuelan por semana ahora entre el DF y Buenos Aires?

Actualmente tenemos 7 vuelos a la semana saliendo de noche desde Buenos Aires y haciendo un vuelo diurno desde México, operando con Boeings 777, y junto con San Pablo son algunas de las pocas rutas que quedan con estas máquinas ya que responde a una necesidad de mercado y por el volumen de pasajeros que movilizan esas dos rutas, ya que ambos manejan muchos pasajeros.

Durante la temporada Alta aumentamos la frecuencia, porque nos vamos a 10 o 12 frecuencias, y ese crecimiento de frecuencias se hace con el Dreamliner, es decir el Boeing 787, que no necesariamente tiene más capacidad de asientos sino que tiene una tecnología más moderna. El producto es muy distintivo.

Incluso lo tuvimos volando a Buenos Aires durante mucho tiempo pero por la actual configuración de rutas volvimos a los B777. A partir de la segunda quincena de febrero de 2018 ya vamos a quedar únicamente con el B787 porque en realidad termina la renovación total de la flota de cabina ancha, por eso en febrero de 2018 Aeroméxico sólo va a tener 787"™s en la flota, tanto en la línea del 800 como del 900.

Es una apuesta fuerte de la empresa, ¿no?

Sí, pero no hay que olvidarse que en el 2013 0 2014 introdujo la orden de compra de aviones a Boeing de más de 100 equipos. Obviamente es un plan a largo plazo…

Compartir noticia:
Input your search keywords and press Enter.