Ahora leyendo:
Delta asegura que le llevará “dos años o más” superar la crisis
Toda la noticia 3 minutes read

Delta asegura que le llevará “dos años o más” superar la crisis

Pese a una leve mejora en el tercer trimestre del año, Delta Air Lines presentó resultados sumamente negativos para el acumulado de los primeros nueve meses del año: hasta septiembre perdió US$ 11.630 millones, con una caída en la facturación del 63%. Con este panorama, la compañía prevé que la recuperación llegará recién en “dos años o más”.

Este martes 13 de octubre, Delta Air Lines anunció que entre enero y septiembre de 2020 registró pérdidas por US$ 11.630 millones, que marcan un verdadero abismo frente a los US$ 3.669 millones de ganancia que obtuvo en ese periodo del año pasado. Tal como lo hizo en las presentaciones de resultados financieros de los dos trimestres anteriores, la empresa vinculó esta profunda crisis al impacto de la pandemia del coronavirus que, según pronosticaron, los afectará todavía por durante “dos años o más”.

La aerolínea, que es la primera de su sector en divulgar los resultados trimestrales de la última temporada, registró una facturación acumulada de US$ 13.122 millones en los primeros nueve meses del ejercicio, lo que se traduce en una caída del 63%, en la comparación interanual.

Estos resultados negativos se produjeron a pesar de que la compañía ha intentado reducir sus costes, retirando aviones de su flota, rebajando su capacidad y ofreciendo a unos 18.000 empleados compensaciones y jubilaciones anticipadas. A pesar de que la ayuda del Gobierno de los Estados Unidos al sector se ha vencido, Delta no anunció todavía despidos masivos, tal como ya lo hicieron American Airlines y United.

Específicamente en el tercer trimestre, Delta verificó pérdidas por US$ 5.379 millones, en contraste con los US$ 1.495 millones ganados en ese mismo tramo de 2019, mientras que los ingresos operativos cayeron un 76%, hasta los US$ 3.062 millones. La cifra del impacto trimestral, a pesar de que sus aviones ya están volando, parece demoledora, teniendo en cuenta que en todo el primer semestre (incluyendo los meses de aislamiento estricto) perdió US$ 6.251 millones.

Aún así, la aerolínea “quemó efectivo” a un ritmo medio de US$ 24 millones diarios durante el tercer trimestre, una disminución del 44% respecto al periodo anterior, e incluso en septiembre la cifra bajó a US$ 18 millones diarios, como consecuencia de la mencionada reducción de costos.

“Pese a que nos puede llevar dos años o más ver un entorno de facturación normalizado, al restaurar la confianza de los clientes en los viajes y construir su lealtad ahora, estamos creando los cimientos para un crecimiento de facturación sostenible en el futuro”, explicó el presidente de la compañía, Glen Hauenstein…

Compartir noticia:
Input your search keywords and press Enter.