Ahora leyendo:
El legado de Gallego: de 658 millones de pérdidas a 437 millones de beneficios
Toda la noticia 4 minutes read

El legado de Gallego: de 658 millones de pérdidas a 437 millones de beneficios

Luis Gallego se convertirá a partir del 26 de marzo en el primer ejecutivo de IAG, matriz de British Airways, Iberia, Vueling, Level y Aer Lingus. Y si Competencia da el visto bueno integrará también a Air Europa en los próximos meses.

Luis Gallego llega a la cúspide de IAG tras siete años como consejero delegado de Iberia, periodo en el que también ha sido miembro del consejo de administración de IAG. Gallego ha añadido que el holding nacido de su integración con British Airways con Iberia se encuentra en “un momento fascinante” para seguir creciendo sobre “los sólidos cimientos que Willie nos deja”.

Durante su periodo como CEO, Iberia llegó a obtener beneficios, tras años de pérdidas durante la crisis económica global. Los méritos de Gallego para dirigir IAG se basan en su gestión al frente de Iberia, que en los últimos tiempos estaba siendo la aerolínea con mejor comportamiento del grupo, con crecimientos de ocupación superiores a las otras aerolíneas de IAG. Gallego le ha dado la vuelta a la compañía reduciendo costes, eliminando rutas deficitarias, apostando por nuevos destinos y modernizando la aerolínea.

Gallego, que aterrizó en Iberia de forma inesperada proveniente de Iberia Express, ha conseguido a base de tesón y mano izquierda enderezar el rumbo de la aerolínea hasta convertirla en rentable y admirada dentro de IAG. Tanto como para que un holding británico haya elegido a un español para dirigir todo el conglomerado.

“Luis ha sido un miembro clave del equipo y ha demostrado un verdadero liderazgo en estos años y no tengo ninguna duda de que será un gran consejero delegado de IAG”, ha asegurado Willie Walsh.

Gallego consiguió en Iberia la paz social con pilotos y tripulantes a base de tesón y mano izquierda. Su estilo cercano y humilde, tan alejado de otros ejecutivos de su calibre, le ha granjeado el reconocimiento del sector y de los sindicatos que, a pesar de sus fuertes desavenencias, han reconocido su empatía y su capacidad de saltarse las jerarquías y sentarse a una mesa para conseguir el mejor acuerdo.

Nacido en 1969, ingeniero aeronáutico de formación y con una familia vinculada a la aviación, Gallego tiene un perfil híbrido que le hace sentirse cómodo con la parte técnica y la operativa aérea, pero también con la vertiente económica, con los números, los costes y los ratios. A ello hay que sumar su escrupulosidad y exigencia sin perder, dicen, su estilo próximo y sencillo.

Gallego cuenta con la baza de que es un gran conocedor de los entresijos de las aerolíneas. No en vano trabajó en Aviaco, Indra y Air Nostrum, donde fue director técnico de mantenimiento antes de recalar en Clickair y Vueling como director de Producción. Las operaciones, la seguridad aérea y el mantenimiento no le son ajenos porque forman parte de su bagaje profesional.

Además, los resultados le han acompañado en Iberia, que en 2018 ganó 437 millones de euros, un 18% más que el año anterior. En 2012, último año antes de la llegada de Luis Gallego, perdió 658 millones de euros. Los beneficios han despegado especialmente en los vuelos de largo radio. Las apuestas por mayor capacidad a Latinoamérica, abrir nuevas rutas a Estados Unidos y a China y Japón está dando resultados. Los 2.210 millones en ingresos de pasaje de largo radio ya suponen un 60% del total. En concreto, las operaciones transoceánicas suponen el 61% de los 3.628 que Iberia declaró el año pasado como ingresos de pasaje. Los vuelos nacionales supusieron 552 millones de ingresos, y el medio radio (Europa, África excepto Sudáfrica y Oriente Medio) aportaron 866 millones a la facturación…

Compartir noticia:
Input your search keywords and press Enter.