Ahora leyendo:
Industria Aérea de Chile está lista para despegar y pide apoyo al Gobierno para poder hacerlo
Toda la noticia 9 minutes read

Industria Aérea de Chile está lista para despegar y pide apoyo al Gobierno para poder hacerlo

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA, en siglas en inglés) insta al Gobierno de Chile a que garantice que la aviación vuelva a ser uno de los motores económicos del país. Para ello, es necesario seguir trabajando con las autoridades para garantizar que las aerolíneas puedan salir de la crisis y continúen siendo un importante catalizador de beneficios socioeconómicos, por facilitar la conectividad aérea, uno de los principales factores de impulso para el turismo, el comercio, logística, y la inversión extranjera, que sin duda serán claves para la reactivación del país post pandemia.

Así se dio a conocer este viernes, durante el webinar: “Chile: Listos para despegar”, evento organizado por IATA, con el apoyo de la Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte Aéreo (ALTA), ACHILA y Airbus, que fue seguido en línea por unas 400 personas y donde Gloria Hutt, Ministra de Transportes y Telecomunicaciones (MTT), José Luis Uriarte, Subsecretario de Turismo, Branko Karlezi, Gerente de Comunicaciones Nuevo Pudahuel (Aeropuerto de Santiago), Wilson Casas, Director de Generación de Aire de AIRBUS, Gonzalo Yelpo, Director Legal de ALTA y Peter Cerdá, Vicepresidente Regional para Las Americas de IATA, abordaron la situación del transporte aéreo y los protocolos de bioseguridad que, en línea con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), IATA y las autoridades locales, ha implementado la industria de la aviación para minimizar el riesgo de contagio en tierra y aire.

En el evento, la titular del MTT afirmó que “recuperar el dinamismo del transporte aéreo es muy importante en el mundo y en nuestro país, por su geografía, es una pieza fundamental”. En esa línea destacó el momento complejo que vive la industria, duramente impactada en estos meses y el esfuerzo conjunto que han llevado a cabo con el sector para fortalecer la conectividad e implementar los protocolos q vendrán, ya que no basta con las medidas que conocemos y ha habido suspensión completa de vuelos. “No recuerdo otra crisis como esta. En estos momentos tenemos conectividad a todas las capitales regionales. Si bien estamos operando a una proporción muy pequeña en relación con la capacidad habitual, estamos en niveles del año 2006 para tráfico doméstico. Hemos estado trabajando con distintos ministerios y actores en la preparación de los protocolos de reactivación para mejorar la frecuencia de servicios y adecuar procesos”.

Hutt agregó que a pesar de que el interés del gobierno es que el transporte aéreo pueda seguir funcionando, y aunque se considera que esta es una industria esencial, el foco está ahora en las familias que más lo necesitan y por ahora no se contemplan ayudas en líneas sectoriales específicas a un rubro en particular, sino más bien se evalúan medidas de soporte a la industria a través de distintos mecanismos de incentivo que puedan ayudar a la aviación y su cadena, como el turismo y todo aquello que implique demanda aérea y poder recuperar la industria.

Respecto a los vuelos internacionales, afirmó que la situación es más compleja porque no sólo se depende de decisiones locales. El país tiene que cumplir con condiciones en protocolos e índices. “Todo pasa por el filtro sanitario. Los índices generales del país tienen que mejorar. El pasaporte sanitario debe ser casi tan importante como el pasaporte y seguramente todos los países tendrán algo así”.

En cuanto a los vuelos domésticos y el levantamiento de los cordones sanitarios, afirmó que todo va a quedar determinado también por los índices. “El plan paso a paso levanta restricciones y activa según trazabilidad, los testeos y el aislamiento. Con eso se determina el paso de un estado a otro por bloques o por zonas. Es difícil anticipar un reinicio porque depende de cómo evolucione la pandemia y la liberalización de las restricciones. Las curvas van en buena dirección, pero somos cautos porque esta etapa es compleja y frágil, la forma en que se hacen las cosas es muy crítica y el desafío es que el paso a paso funcione bien.”

Hutt afirmó que espera que Chile pueda despegar pronto y cerró su participación afirmando que lo más desafiante a su juicio, es recuperar la confianza de los pasajeros, “que se genere demanda de manera segura y tener protocolos acordes también en el turismo. Es un desafío de dimensiones enormes el que tenemos por delante”. Por eso recalcó que es importante el trabajo conjunto, algo en lo que coincidieron todos los participantes.

En esta línea, Peter Cerdá, sostuvo que lo protocolos dan la confianza que el transporte aéreo es seguro y que la industria está lista para reactivarse. Para él, este es el momento para poder abrir, incluso en un primer momento con corredores aéreos y retirando cuarentenas y otras restricciones que no estimulen la demanda y la confianza para los pasajeros, que es clave y es lo que hay que establecer.

“Hasta que no tengamos una vacuna vamos a tener que aprender a coexistir con el virus. Lo que no podemos plantearnos es estar confinados en este tiempo y debemos ir restableciendo nuestras vidas en este nuevo contexto. Hay que garantizar que los protocolos se llevan a la medida y el pasajero también debe cumplir con su responsabilidad. Pero poco a poco debemos ir abriendo mientras que las situaciones sanitarias y los gobiernos lo permitan. El transporte aéreo ha implementado los protocolos necesarios y de manera segura y demostrando que estamos muy alineados y que la seguridad se mantiene. Este enfoque integral y que cubre todas las etapas del vuelo permite proteger la salud y garantizar que el transporte aéreo no es vector de contagio. Algo que se demostrado con los vuelos de repatriación donde se han transportado más de 700 mil pasajeros en este tiempo”, dijo Cerdá.

Cerdá agregó que la recuperación es necesaria. El transporte aéreo es una industria esencial en América Latina donde las grandes distancias y el hecho que no existe muchas veces la infraestructura, ni otros medios de transporte alternativos, permite conectar a los países interna y externamente, genera empleos y aporta significativamente al Producto Interno Bruto.

Adicionalmente, indicó que, por el modelo de circulación del aire en la cabina, se ha demostrado que hay una baja probabilidad de contagio a bordo, un tema que fue abordado por Wilson Casas, quien explicó que por filtros HEPA que tienen los aviones, el aire del exterior se convierte en aire de alta pureza y captura virus y bacterias a nivel micro y nano en un 99,9%. “Este aire no contiene patógenos y se crea un ambiente de buena calidad de aire. El aire de cabina se cambia cada dos a tres minutos y es mucho mayor que el cambio que se realiza por ejemplo en hospitales que se cambia cada 10 minutos. Esto crea un flujo de aire es el mismo para los pasajeros en todas las filas. Se ha verificado con test y el riesgo de contaminación es mucho menor que otros espacios y otros medios de transporte en tierra”.

Con respecto a las modificaciones que se han puesto en práctica en la terminal aérea de Santiago, Branko Karlezi afirmó que “Tenemos tótems de alcohol gel en todo el aeropuerto, stickers en el suelo que indican el distanciamiento necesario entre pasajeros, se ha puesto cobre a los mostradores y también la toma de temperatura al momento de embarcar a través de una cámara automática”. A las medidas incorporadas por el aeropuerto y el concesionario Nuevo Pudahuel, se suman los protocolos especiales de cada aerolínea, que han reforzado todas sus medidas de higiene y limpieza. Lo importante es que las medidas se están aplicando y se están cumpliendo y realizó un llamado a los pasajeros para cumplir con el distanciamiento físico y el uso de mascarillas.

En esta línea, el subsecretario de Turismo afirmó que debemos ser capaces de transmitir confianza de que estamos haciendo bien las cosas en el país y fortalecer la región, por eso el esfuerzo está en estandarizar y homologar para dar un espacio común que permita seguridad y confianza. Para ello Chile está buscando las mejores prácticas y estas deben ser a su vez aplicables.

Por su parte, Gonzalo Yelpo afirmó que desde abril la industria ha trabajado con la OACI para buscar la homologación de estas medidas. “No hay fronteras en el aire, pero cada país tiene sus requisitos, por eso siempre estamos pidiendo una normativa uniforme. Ahora con la pandemia, eso facilita el proceso de la cadena del transporte aéreo. Esto es una forma de dar seguridad y estos protocolos han sido profundamente estudiados y es importante que no haya disparidad ni duplicidad”.

Peter Cerdá apoyó esta idea y tras todo este trabajo en conjunto, sostiene que la recuperación depende ahora del levantamiento de las medidas de restricción y de la demanda. Por lo que pidió a las autoridades que faciliten esta reactivación.

“Estamos en una situación crítica, en agosto entraremos al quinto mes en tierra, pocos países han abierto y con cuarentenas. Si la situación no cambia, tendremos a más compañías que no podrán resistir y con salida de más operadores de los países. Depende que los estados hagan competitivos a sus países a nivel seguridad, sanitario y de costes. Necesitamos reducir costes para incrementar demanda sino vamos a ver una industria aérea mucho más pequeña. Hacemos un llamado a que nos apoyen en todo que aquello que pueda estimular la demanda y permita a los operadores aéreos generar mayor tráfico y más conectividad para Chile”, concluyó.

Para acceder a la grabación del evento puede entrar en este link: https://youtu.be/xIVkl1_qWJ0

Compartir noticia:
Fuente: IATA
Input your search keywords and press Enter.