Ahora leyendo:
KLM recuperará la capacidad de 2019 en la ruta a Santiago de Chile
Toda la noticia 3 minutes read

KLM recuperará la capacidad de 2019 en la ruta a Santiago de Chile

Como parte de un reforzamiento de la capacidad en la ruta, KLM informa que desde el 20 de junio aumenta las frecuencias en la ruta Ámsterdam – Buenos Aires (EZE) – Santiago. De acuerdo con la programación de la compañía, la oferta pasa de seis a siete vuelos semanales (un vuelo diario) lo que en la práctica se traduce en la recuperación de la capacidad de 2019.

Los vuelos se realizan en aeronaves Boeing 787-9 con capacidad para 294 pasajeros distribuidos en dos clases. A la semana, la oferta queda en 4.116 asientos compartidos entre Buenos Aires y Santiago. Se trata del segundo aumento importante que KLM realiza en los vuelos a Chile, pese a que el país todavía mantiene importantes barreras de entrada que impiden la recuperación de la demanda de viajes internacionales. Sin embargo, la compañía ve una necesidad de las personas por viajar, tanto desde Chile como desde Argentina, lo que estaría impulsado los aumentos de capacidad.

No existen a la fecha datos actualizados de la operación de la línea aérea de los Países Bajos en la ruta a Santiago. Los últimos divulgados por la Junta Aeronáutica Civil (JAC) del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones (MTT) muestran que hasta febrero se movilizan 13.402 pasajeros lo que representa una caída del 64,0% respecto a 2019. Mensualmente, transporta 6.338 pasajeros lo que representa una caída del 66,4% respecto a los niveles previo a la pandemia. No obstante, dicha operación no es comparable ya que corresponden a la ruta sin escalas Santiago – Ámsterdam atendidas con B777-200ER.

Con Chile afectado por restricciones de ingreso, es altamente probable que el aumento de la operación esté impulsado por Argentina. Salvo excepciones, el país trasandino es el que condiciona la ruta de la línea aérea de los Países Bajos. Factores que explican el retorno a la normalidad. Si bien la demanda es condicionante para aumentar las operaciones en algún destino en particular, la acción también puede responder a eficiencias que las líneas aéreas deben hacer con sus recursos.

En ese sentido, aparecen factores como la reactivación de la demanda global a medida que los países flexibilizan o eliminan las restricciones político-sanitarias impuestas por COVID-19 y se reactiva la flota detenida o aumenta su uso. Por el modelo hub que KLM utiliza, es necesario considerar que no todos los pasajeros originados en Santiago o Buenos Aires tienen como destino Ámsterdam o viceversa. Probablemente, gran parte del pasaje en este caso corresponda a un tráfico de conexión. Según la propia línea aérea en sus operaciones en Santiago previas a la pandemia, la mayoría de los viajeros tiene como destino países en el Norte de Europa. Sólo a modo de referencia, Air France llega a mantener en la ruta a Santiago alrededor de un 55% de pasajeros en conexión…

Compartir noticia:
Input your search keywords and press Enter.