Ahora leyendo:
La clave para la recuperación de la carga aérea: cooperación de la industria, seguridad, sostenibilidad y modernización
Toda la noticia 8 minutes read

La clave para la recuperación de la carga aérea: cooperación de la industria, seguridad, sostenibilidad y modernización

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA, por sus siglas en inglés) ha instado a la industria de carga aérea a que continúen trabajando juntos al mismo ritmo, con los mismos niveles de cooperación que durante la pandemia COVID-19, para superar los desafíos futuros y seguir desarrollando la resiliencia de la industria. La sostenibilidad, la modernización y la seguridad se han destacado como prioridades clave para la industria tras la pandemia. El llamado se ha realizado durante la celebración del 14º Simposio Mundial de Carga (WCS, por sus siglas en inglés), que se inauguró esta semana en Dublín.

“La carga aérea es una industria con una importancia fundamental. Esta pandemia nos lo ha recordado. Durante la crisis, ha sido un salvavidas para la sociedad: ha hecho llegar suministros médicos vitales y vacunas a todo el mundo, y ha mantenido abiertas las cadenas de suministro internacionales. Y para muchas aerolíneas, la carga ha sido una fuente vital de ingresos en un momento en el que los viajes aéreos estaban suspendidos. En 2020, la industria de carga aérea generó 129.000 millones de dólares, lo que representa un tercio de los ingresos totales de las aerolíneas aproximadamente y un aumento del 10% al 15% en comparación con los niveles anteriores a la crisis. El pronóstico es sólido. Pero necesitamos mantener el impulso ganado durante la crisis y continuar desarrollando la resiliencia de la industria tras la pandemia”, dijo Brendan Sullivan, responsable mundial de carga de IATA.

Pronóstico de la carga aérea

El pronóstico para la industria de carga aérea a corto y largo plazo son sólidas. Los indicadores de inventario y de la producción manufacturera son favorables; se prevé que el comercio mundial crezca un 9,5% este año y un 5,6% en 2022, el comercio electrónico sigue creciendo a un ritmo de dos dígitos y la demanda de mercancías de alto valor —como los productos sanitarios sensibles a la temperatura y las vacunas— está aumentando.

Este año se espera que la demanda de carga aérea supere los niveles previos a la crisis (2019) en un 8% y que los ingresos alcancen un máximo de 175.000 millones USD, con un incremento de los rendimientos de un 15%. En 2022 se espera que la demanda supere los niveles previos a la crisis (2019) en un 13% y que los ingresos aumenten hasta los 169.000 millones USD, si bien los rendimientos bajarán un 8%.

“El aumento de la demanda de carga aérea y de los rendimientos a niveles muy atractivos no están exentos de complicaciones. Las restricciones pandémicas han provocado una grave congestión en las cadenas de suministro a nivel mundial y han sido un obstáculo para las tripulaciones aéreas que cruzan las fronteras internacionales. Los recursos y la capacidad, la manipulación, las instalaciones y la logística serán un desafío que la industria debe empezar a plantearse desde este mismo momento. Pero hemos demostrado capacidad de adaptación a lo largo de la crisis, y gracias a nuestra resiliencia seguiremos superando los nuevos desafíos”, dijo Sullivan.

Sostenibilidad

“La sostenibilidad es la licencia de crecimiento de nuestra industria. La conciencia ambiental está cada vez más presente en los transportistas, y sus clientes exigen que sean sostenibles. Muchos informan ya sobre el nivel de emisiones que producen sus cadenas de suministro y buscan opciones de transporte neutrales en carbono. Todos necesitamos cumplir con las expectativas de los clientes para alcanzar los más altos estándares de sostenibilidad. El camino desde la estabilización hasta las cero emisiones netas requerirá un esfuerzo colectivo”, dijo Sullivan.

En la Asamblea General Anual de IATA celebrada la semana pasada, las aerolíneas se comprometieron a lograr cero emisiones netas para 2050, en consonancia con el objetivo del Acuerdo de París, que pretende evitar que el calentamiento global supere los 1,5 °C. La industria propone reducir tanto CO2 como sea posible a partir de soluciones dentro del propio sector, como combustibles de aviación sostenibles, tecnología aeronáutica de vanguardia, operaciones e infraestructura más eficientes y el desarrollo de nuevas fuentes de energía de cero emisiones, como la energía eléctrica y de hidrógeno. Cualquier emisión que no pueda eliminarse en la propia fuente, se eliminará a través de soluciones externas, como la captura y almacenamiento de carbono, y esquemas de compensación fiables.

Modernización

La pandemia aceleró la digitalización en algunas áreas a medida que se introducían procesos sin contacto para reducir el riesgo de transmisión del COVID-19. Tenemos que aprovechar la transformación digital no solo para impulsar mejoras en la eficiencia operativa, sino también para satisfacer las necesidades de nuestros clientes. Las áreas de mayor crecimiento se encuentran en el comercio electrónico internacional y en artículos de manipulación especial, como los productos sensibles a la temperatura y el tiempo. Los clientes de estos productos quieren saber dónde y en qué estado están sus artículos en tiempo real durante su transporte. Eso exige digitalización y datos”, dijo Sullivan.

IATA ha destacado tres proyectos cruciales que están contribuyendo a la digitalización de la industria y el progreso correspondiente:

  • La penetración de e-air waybill está ya al 75% y se espera que alcance el 100% a finales de 2022.
  • El programa ONE Record de IATA, un estándar cuyo objetivo es compartir datos a través de un registro único en toda la cadena de suministro; actualmente existen 17 proyectos piloto en curso, en los que participan 145 empresas y 3 autoridades aduaneras.
  • Aumenta la aceptación del estándar de mensajería XML Cargo de IATA por parte de las autoridades aduaneras.

“E-air waybill, ONE Record y Cargo XML son grandes proyectos de la industria. Y nos están moviendo en la dirección correcta. Pero tenemos que seguir trabajando con el mismo ritmo que lo hemos hecho durante la crisis del COVID-19”, dijo Sullivan.

Seguridad

La seguridad es una prioridad para la industria, sobre todo lo que concierne al transporte de baterías de litio.

“La demanda de baterías de litio sigue aumentando, pero también lo hace el riesgo de incendios relacionados. Lo que más nos preocupa son los incidentes que se producen por culpa de remitentes deshonestos, que no declaran la mercancía. El incendio en la rampa del Aeropuerto Internacional de Hong Kong a principios de este año nos recordó cuán grande es este desafío. Según la investigación, el envío había sido declarado de forma correcta y la carga y manipulación se realizaron de acuerdo con el reglamento”, dijo Sullivan.

IATA insta a:

  • las autoridades reguladoras (EASA y FAA) a que aceleren el desarrollo de un sistema estándar para comprobar que las cubiertas de los palés y los contenedores resistentes al fuego pueden resistir un incendio provocado por baterías de litio.
  • las autoridades gubernamentales a que intensifiquen y asuman la responsabilidad de detener a los productores y exportadores deshonestos de baterías de litio.
  • la industria a que intensifique y expanda la recopilación de datos de incidentes y desarrolle soluciones para el uso compartido de datos con el fin de facilitar los procesos de evaluación de riesgos de las aerolíneas.

Facilitación del comercio

“Las fricciones han aumentado en todo el mundo. Y hay grandes problemas políticos, como el proteccionismo y la desigualdad en el acceso a las vacunas, que necesitan tiempo para resolverse. Hemos elaborado tratados que necesitan ratificación, como el Acuerdo sobre Facilitación del Comercio (AFC) de la Organización Mundial del Comercio (OMC), que se centra en el comercio internacional. A pesar de las tensiones políticas, animamos a los países a que cumplan sus acuerdos”, dijo Sullivan.

En la actualidad, 154 países han ratificado el acuerdo, el 94% de los miembros de la OMC. Se insta a los gobiernos que aún no lo han hecho a que ratifiquen el AFC, y que los países signatarios comiencen a cumplirlo lo antes posible. El coste de la inacción es alto. El cumplimiento global del AFC podría impulsar el comercio mundial en un billón de dólares anuales y reducir los costes en un 14%.

Discurso de Brendan Sullivan

Compartir noticia:
Fuente: IATA
Input your search keywords and press Enter.