Ahora leyendo:
Ocho proyectos de descarbonización de la aviación son seleccionados en el Reino Unido para su financiación
Toda la noticia 3 minutes read

Ocho proyectos de descarbonización de la aviación son seleccionados en el Reino Unido para su financiación

El concurso Green Fuels, Green Skies (GFGS) del Departamento de Transporte del Reino Unido, que forma parte del Plan de 10 puntos del primer ministro para una revolución industrial verde, ha preseleccionado ocho proyectos que pretenden producir combustible de aviación sostenible (SAF) capaz de reducir las emisiones en más del 70% sobre la base del ciclo de vida cuando se utilizan fósiles convencionales.

Las subvenciones, que estarán dotadas de 15 millones de libras cada una, impulsarán un progreso significativo hacia el desarrollo de plantas de combustible de aviación sostenibles en el Reino Unido y la descarbonización de la industria de la aviación.

Cuatro de estos proyectos de descarbonización de la aviación son respaldados por British Airways y diseñados para ayudar a la industria a lograr sus objetivos de emisiones netas de carbono cero para 2050.

La aerolínea está asociada con la empresa de tecnología Velocys en el proyecto Altalto para construir una planta comercial de residuos a SAF en Immingham, Lincolnshire. Altalto tomará más de medio millón de toneladas por año de desechos domésticos y comerciales y producirá hasta 80 millones de litros de SAF y nafta de combustión más limpia. El proyecto ya recibió el consentimiento de planificación del North East Lincolnshire Council y se encuentra en las etapas finales de preparación para el diseño de ingeniería frontal.

El Proyecto Speedbird es una colaboración entre British Airways, LanzaJet y Nova Pangea, con el objetivo de producir 100 millones de litros de combustible sostenible al año a partir de 2025, suficiente para impulsar 2.000 vuelos desde Londres a Nueva York operados por un avión A350. La tecnología se basa en el proceso REFNOVA de Nova Pangaea de convertir residuos de madera en alcohol. La tecnología de alcohol a chorro (ATJ) de LanzaJet, que fue desarrollada por LanzaTech y el Pacific Northwest National Lab, luego convierte el alcohol para producir combustible de aviación sostenible y diesel renovable.

British Airways también está trabajando en otros dos proyectos de descarbonización con LanzaTech y LanzaJet que, si tienen éxito, podrían producir cada uno más de 100 millones de litros al año de SAF. El primero implicaría capturar dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera y convertirlo en SAF. El segundo apoyaría el desarrollo de una planta de SAF en Port Talbot, Gales del Sur, que produciría SAF a partir de desechos y gases industriales, con el potencial de soportar trabajos importantes en el área.

El secretario de Transporte, Grant Shapps, asegura que “la aviación será fundamental para nuestro crecimiento futuro y los planes para reconstruir de forma más ecológica a partir de la pandemia, por lo que hemos invertido más de 20 millones de libras esterlinas el año pasado para descarbonizar el sector”…

Compartir noticia:
Input your search keywords and press Enter.