Ahora leyendo:
Sanciones para los viajeros que rehúsen llevar mascarilla
Toda la noticia 4 minutes read

Sanciones para los viajeros que rehúsen llevar mascarilla

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA, por sus siglas en inglés) hace un llamado a usar mascarilla durante el viaje para proteger a todos los pasajeros, tripulaciones y colaboradores durante la pandemia por COVID-19.
El uso de mascarillas (conocidas también en algunos países de la región como barbijos, tapabocas o cubrebocas) es una recomendación primordial de las directrices de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), desarrolladas en colaboración con la Organización Mundial de la Salud y los gobiernos para operar con seguridad durante la pandemia.

IATA enfatiza el deber de los pasajeros respecto al cumplimiento de dicha recomendación tras los últimos episodios registrados en los que algunos viajeros se negaban a llevar mascarilla durante el vuelo. Aunque se trata de algunos episodios aislados, alguno ha llegado a alcanzar un nivel de violencia que ha provocado el desvío del vuelo para desembarcar a estos pasajeros rebeldes, a lo que se suma el coste elevado correspondiente.

“Queremos hacer un llamado al sentido común y a la responsabilidad. La mayoría de los viajeros entienden la importancia del uso de mascarillas tanto para su propia seguridad como para la de los demás, un esfuerzo que agradecen las aerolíneas, frente a la minoría que genera problemas. La seguridad está en el corazón de la aviación, y es obligatorio obedecer las instrucciones de seguridad de la tripulación. Su incumplimiento puede poner en peligro la seguridad de un vuelo, molestar el viaje de los demás pasajeros y afectar el entorno de trabajo de la tripulación”, dijo Alexandre de Juniac, director general y CEO de IATA.

Obligaciones de las condiciones de transporte
Un billete de avión es un contrato en virtud del cual el pasajero acepta los términos y condiciones de transporte de la aerolínea. Esas condiciones pueden incluir el derecho de la aerolínea a negarse a transportar a una persona cuyo comportamiento interfiera con un vuelo, viole la normativa gubernamental o provoque inseguridad en otros pasajeros. Las aerolíneas también subrayan la obligación de cubrirse la cara durante el proceso de reserva, en el check-in, en la puerta de embarque y cuando se solicite a bordo.

Los pasajeros que incumplan estas obligaciones se exponen a ser desembarcados, a restricciones futuras en el transporte o a sanciones en virtud de las leyes nacionales.

La protección facial es una medida más de todas las medidas implementadas
Según estudios de la Universidad de Edimburgo, cubrirse la cara correctamente puede reducir en un 90% la propagación hacia adelante de las posibles gotas de saliva infectadas con el coronavirus.

La protección facial forma parte del conjunto de medidas especificadas en la guía de despegue de la OACI, Take-off, para reducir el riesgo de transmisión del COVID-19 durante el viaje.

Otras medidas para proteger la seguridad de los pasajeros durante la pandemia incluyen check-in y trámites aduaneros en los aeropuertos de salida y llegada sin contacto, distanciamiento social cuando sea posible, mayor limpieza y desinfección en aeropuertos y aviones, y rastreo de contactos.

“La investigación actual, y nuestra propia investigación con las aerolíneas del mundo, ponen de relieve que el riesgo de contraer COVID-19 en un vuelo sigue siendo muy bajo. Y una serie factores parece apoyar este resultado. La elevada tasa flujo de aire de la cabina recirculando de arriba a abajo, el filtrado constante de aire a través de filtros HEPA de última generación, la configuración de los asientos en la misma dirección y, por supuesto, el uso de mascarillas y la desinfección de la aeronave también influyen”, dijo el doctor David Powell, asesor sanitario de IATA.

“No se trata solo de protegerse a uno mismo. Se trata de proteger a todos los demás en el vuelo”, añadió.

Compartir noticia:
Fuente: IATA
Input your search keywords and press Enter.