Ahora leyendo:
Prohibirán en Mallorca vasos y platos de un solo uso en hoteles todo incluido
Toda la noticia 3 minutes read

Prohibirán en Mallorca vasos y platos de un solo uso en hoteles todo incluido

Una reforma de la Ley de Turismo que está ultimando la conselleria de Turismo incluirá la prohibición de seguir utilizando vajillas y elementos de un solo uso para dar servicio a los clientes del todo incluido, «por el gran impacto ambiental que supone la generación de residuos, y porque en el mercado existen soluciones para evitarlo», confirmaron fuentes de la conselleria.

La modificación de la Ley de Turismo también obligará a los hoteles a cobrar las bebidas alcohólicas fuera de los horarios de comedor e impedirá que los clientes se las sirvan solos, publicó en su sitio web el diario de Mallorca. Turismo quiere que la actividad turística «esté en consonancia con las nuevas políticas como la Ley de Residuos», que prevé una progresiva reducción de los materiales plásticos de un solo uso.

Por ello, el equipo de Bel Busquets ha estado estudiando la realidad del todo incluido, y las alternativas como el plástico reutilizable, para que se puedan cumplir las prescripciones en materia de seguridad y a la vez se abandone el material de un solo uso, resalta la nota.

La reforma de la Ley de Turismo también restringirá el todo incluido a aquellos hoteles que puedan acoger de manera simultánea en su restaurante al 70% del total de su capacidad máxima alojativa. Es decir, todos aquellos que no puedan dar servicio a la vez a siete de cada diez de sus clientes cuando el hotel está lleno, no podrán disponer de la preceptiva autorización para ofrecer el servicio de todo incluido.

Esta medida pretende evitar aglomeraciones y colas en los restaurantes, aseguran desde la conselleria de Turismo. Además los hoteles que oferten todo incluido deberán huir del alcohol a cualquier hora, al menos bajo la premisa de no pagar por él.

Si los clientes desean consumir cualquier bebida alcohólica fuera de las horas de servicio de comedor, deberán pagar específicamente por la consumición, y por tanto no podrá estar incluida en el precio. Una medida que pretende claramente reducir la cantidad de alcohol que acaban ingiriendo algunos clientes, con los problemas que ello conlleva.

Los clientes que quieran beber alcohol no sólo deberán pagar por él, sino que además tendrá que ser un camarero el que sirva las consumiciones, y por tanto tampoco podrán tener los turistas ningún tipo de acceso a surtidores de cerveza o a las bebidas alcohólicas en las neveras, sino que deberá mediar siempre la intervención de personal.

Esta prescripción será tanto para las comidas y las cenas en el comedor, como para todos los puntos de dispensación de consumiciones a lo largo de todas las horas que dure el servicio de todo incluido. Los datos oficiales revelan que el número de hoteles que cuentan con esta modalidad asciende a 270 establecimientos inscritos, según el registro de la conselleria de Turismo…

Compartir noticia:
Input your search keywords and press Enter.