Ahora leyendo:
Las mejoras en cabina que harán que los vuelos sean más cómodos
Toda la noticia 3 minutes read

Las mejoras en cabina que harán que los vuelos sean más cómodos

A pesar de que las compañías aéreas, cada vez más, intentan reducir el espacio y ofrecer menos servicios a sus clientes para ahorrar en costes y ofrecer billetes más económicos, hay otra tendencia que surge con fuerza para mejorar la experiencia y la opinión de los viajeros: cabinas más cómodas. Y es que un mayor confort también es un punto importante de venta para las aerolíneas, pues estas comodidades -o la falta de ellas- son a menudo discutidas en las redes sociales y tienen sus consecuencias.

Lo que se pretende es hacer un mejor uso de los datos que se generan en la cabina para brindar una experiencia más personalizada a los pasajeros, al mismo tiempo que los asistentes de vuelo obtienen información que los ayudará a desarrollar su trabajo. Estas son algunas de las ideas que ya se están estudiando y que no están muy lejos de aplicarse en breve.

Por ejemplo, Airbus quiere que los compartimientos sean más inteligentes utilizando sensores que rastreen si un portaequipajes está en uso, así como el peso cargado, proporcionando datos vitales a la aerolínea sobre las tasas de ocupación.

También pretende que los compartimentos superiores ofrezcan información sobre si están ocupados o libres, de tal modo que sea visible para el resto de viajeros a través de indicadores luminosos, así que con un solo vistazo se podrá encontrar un lugar libre guardar la maleta o bolsa.

Los asistentes de vuelo y los agentes de la puerta también podrán ver cómo los compartimientos se están llenando en tiempo real con un programa en sus tabletas, lo que significa que no habrá más sorpresas desagradables para los pasajeros que se embarquen más tarde.

Las aerolíneas también podrían ofrecer una reserva previa para el portaequipajes que funcionaría con etiquetas inteligentes para que las maletas de cada pasajero se almacenen en el espacio reservado para ellos. Una forma de evitar conflictos.

Los asientos también informarán de su situación, de este modo, los auxiliares de vuelo podrán comprobar en su tableta qué asientos están vacíos, e incluso saber qué pasajeros no tienen el cinturón de seguridad abrochado, las bandejas levantadas o los asientos en posición vertical.

Actualmente, se está trabajando en un sistema de control de temperatura individual que permite al ocupante calentar o enfriar su asiento, y de un sistema de desodorización de aire para purificar el área alrededor de un asiento, utilizando partículas atomizadas electrostáticas de tamaño nanométrico para combatir virus y bacterias evitando malos olores.

Compartir noticia:
Input your search keywords and press Enter.