Ahora leyendo:
Malos resultados para aerolíneas europeas
Toda la noticia 3 minutes read

Malos resultados para aerolíneas europeas

Las grandes aerolíneas europeas pasan por un momento delicado que se refleja en las cuentas de resultados presentadas recientemente. La última ha sido Easyjet, que ha perdido 249 millones de euros en su semestre fiscal cerrado en marzo. Multiplica por cuatro las pérdidas del año anterior.

Anteriormente Lufthansa anunció pérdidas de 342 millones de euros en el primer trimestre de 2019, ocho veces más que un año antes (Lufthansa pierde 336 millones por culpa del combustible). Air France-KLM perdió 322 millones en el mismo período.

Por su parte, IAG, holding que agrupa a British Airways, Iberia, Vueling, Aer Lingus y Level) ganó 70 millones de euros en el primer trimestre, un 91,2% menos que un año antes, sobre todo por la ausencia de partidas excepcionales que sí obtuvo el año anterior. No obstante, el consejero delegado de IAG, Willie Walsh, ha sacado pecho porque el primer trimestre ha sido “muy difícil” para las compañías aéreas europeas. Es cierto que los malos resultados se han producido en los trimestres menos fructíferos del sector aéreo, pero esas pérdidas superan con mucho las registradas en el mismo periodo del año pasado.

Y Ryanair ha anunciado este lunes que obtuvo un beneficio neto de 1.020 millones de euros en su año fiscal que se cerró en marzo, un 29% menos que el ejercicio anterior. Sus cuentas reflejan el aumento de los gastos de personal derivados de la firma de acuerdos en toda Europa que le han supuesto un aumento del gasto de 200 millones de euros, además de otros 50 millones por las compensaciones pagadas a los usuarios por las huelgas de los últimos meses.

Norwegian también ha presentado malos resultados y ha tenido que poner en marcha un programa de reducción de costes, venta de aeronaves y eliminación de rutas para volver a la rentabilidad. Además, en los últimos días los analistas bursátiles han pronosticado que podría producirse una opa próximamente dado el escaso valor de Norwegian en Bolsa y debido a los inusuales y sospechosas compras de títulos de la ‘low cost’.

Todas las aerolíneas atribuyen los malos resultados a la sobrecapacidad del mercado europeo, las bajas tarifas, el encarecimiento del petróleo y la debilidad de la demanda europea. Las aerolíneas cada vez transportan a más pasajeros pero con menos margen, de ahí que sus beneficios se estén desplomando…

Compartir noticia:
Input your search keywords and press Enter.