Ahora leyendo:
Aguas cristalinas y paisajes idílicos: Vis, secretos de la isla croata que enamora a Hollywood
Toda la noticia 3 minutes read

Aguas cristalinas y paisajes idílicos: Vis, secretos de la isla croata que enamora a Hollywood

Diez años pasaron desde que se estrenó Mamma Mia!, una comedia musical basada en la obra de ABBA que contaba la historia de una madre y una hija y sus amores y desamores en una remota isla griega. Y hace poco se lanzó la segunda parte, Mamma Mia! Vamos otra vez, y, aunque su narrativa también se desarrolla en Grecia, la locación utilizada esta vez para la filmación fue la isla croata de Vis.

A pesar de que la primera película tiene como locación original una isla griega llamada Skópelos, el lugar elegido para el segundo largometraje fue Vis, una isla en Croacia que se alza en el mar Adriático y que tiene una población -según el último censo del 2011- de unas 3.617 personas. Desde la isla de Split, una de las más populares de Croacia- se puede acceder por ferry en menos de tres horas.

Vis fue siempre la más misteriosa de las espectaculares islas de Croacia, debido a que funcionó durante mucho tiempo como base militar para el ejército yugoslavo, motivo por el cual estuvo cerrada a los visitantes extranjeros por casi 40 años, de 1950 a 1989.

La superficie total de la isla es de 90,3 kilómetros cuadrados, con un perímetro de unos 77 kilómetros. Lo que privilegia a este paraíso es su ubicación en la mitad del mar Adriático y sin dudas las aguas transparentes, la arena blanca, las cuevas de aguas profundas y los misterios que todavía quedan por descubrir de este paraíso.

Esta isla fue ocupada a lo largo de su historia por personas de diferentes naciones y culturas. Romanos, griegos, bizantinos, eslavos y venecianos pasaron por este lugar, lo que le otorgó a Vis un mix de tradiciones inigualable.

Debido a su aislamiento, estuvo poco habitada durante muchos años, ya que los isleños tuvieron que buscar trabajo en otras partes del país, y por eso hay muy poca urbanización en la isla y por el que los visitantes que llegan se enamoran de este rincón del mundo en el que el tiempo a veces parece haber retrocedido.

El mayor atractivo es quizás el vino. Y es que tiene uno de los mayores producciones de vino blanco en sus extensos campos a lo largo y ancho de toda la isla…

Compartir noticia:
Input your search keywords and press Enter.