Ahora leyendo:
Lufthansa realiza un vuelo récord de 13.700 kilómetros sin escalas
Toda la noticia 3 minutes read

Lufthansa realiza un vuelo récord de 13.700 kilómetros sin escalas

Este domingo, un Airbus A350-900 despegó en un vuelo sin escalas de 15 horas de duración; el más largo de la historia de Lufthansa: 13.700 kilómetros desde Hamburgo hasta la base militar Mount Pleasant en las Islas Malvinas con 16 tripulantes y 92 pasajeros. A bordo del avión viajaron, en nombre del Instituto Alfred Wegener, Centro Helmholtz de Investigación Polar y Marina (AWI) en Bremerhaven, científicos y tripulaciones de barcos que participarán en la próxima expedición con el buque de investigación Polarstern.

El A350-900 se trasladó de Francfort a Hamburgo el domingo por la tarde. Se trata del avión con matrícula D-AIXP, que lleva el nombre de la ciudad alemana de Braunschweig. Se incorporó a la flota de Lufthansa el año pasado. Es uno de los aviones de largo recorrido más sostenibles y económicos del mundo.

Como los requisitos de higiene para este vuelo son extremadamente altos, la tripulación de Lufthansa entró en cuarentena hace dos semanas junto con los pasajeros en un hotel en Bremerhaven. Durante este tiempo, participaron en un programa virtual de información y deportes. Completaron una competición de 10.000 pasos, una idea de la tripulación de Lufthansa, para mantenerse en forma durante la primera semana de cuarentena. Además, hubo presentaciones de los científicos que viajaban con ellos, que pronto fueron seguidas virtualmente por varios cientos de empleados de Lufthansa.

La tripulación y los pasajeros viajaron en autobús desde Bremerhaven a Hamburgo el domingo. Con un plan de higiene estrechamente coordinado, el aeropuerto de Hamburgo garantizó el embarque sin contacto. Las áreas de la terminal que están actualmente fuera de operación se utilizaron para ayudar a garantizar que no fuera posible el contacto con otros viajeros. El vuelo LH2574 era también un vuelo récord para el aeropuerto: se trataba del vuelo sin escalas más largo jamás realizado desde el aeropuerto de Hamburgo.

En general, los preparativos para el vuelo especial fueron enormes. Comenzaron con entrenamiento adicional para los pilotos y se extendió a cartas electrónicas especiales de vuelo y aterrizaje. El catering ya se cargó en el avión en Francfort. Dos empleados estuvieron en contacto con la tripulación en Bremerhaven por video para asegurarse de que todos los elementos necesarios estuvieran a bordo. No iba a ser posible recargar más tarde. Además, los materiales de limpieza y las aspiradoras viajaron también a bordo del avión, ya que las tripulaciones de tierra locales no pueden abordar el avión después de aterrizar en las Islas Malvinas. Por lo tanto, la tripulación de Lufthansa incluyó técnicos y personal de tierra para la manipulación y el mantenimiento in situ…

Compartir noticia:
Input your search keywords and press Enter.