Ahora leyendo:
La innovadora herramienta argentina para planificar “el día después”
Toda la noticia 4 minutes read

La innovadora herramienta argentina para planificar “el día después”

Desde este lunes está disponible el novedoso “Informe de coyuntura: Turismo y coronavirus” elaborado por el Instituto Nacional de Promoción Turística (Inprotur) de la Argentina que analiza cuál es el impacto histórico de las pandemias en la actividad turística; cómo suele ser la recuperación de la industria en materia de plazos; y, finalmente, cómo podrían comportarse los mercados en el caso de la actual crisis sanitaria por el coronavirus. Aseguran que esta herramienta podría ayudar a los sectores público y privado a trazar estrategias para “el día después”.

El Instituto Nacional de Promoción Turística (Inprotur) de la Argentina desarrolló y publicó su “Informe de coyuntura: Turismo y coronavirus”, una innovadora herramienta de acceso libre y gratuito, en la que se analiza cuál ha sido históricamente el impacto de las pandemias en la industria turística; cuánto suelen demorar esos procesos; y cuáles han sido los caminos tomados para una exitosa recuperación.

Asimismo, el estudio pone bajo la lupa cuál es la situación de la industria hoy; qué están haciendo los destinos y las empresas para el manejo de la situación; y, lo más importante, qué es lo que podrían hacer. En este último aspecto, no sólo se detallan algunos casos, sino también consideraciones de numerosos expertos y entidades acerca de cuáles podrían ser los enfoques más efectivos, a lo que sumó sus informaciones propias.

El Inprotur es el ente responsable de la promoción de Argentina en el mundo, y su presidente por ley es el Ministro de Turismo y Deportes, Matias Lammens. La Secretaría Ejecutiva, en tanto, se encuentra a cargo de Ricardo Sosa, quien se encarga de la ejecución de los lineamientos de trabajo, de trazar las estrategias de posicionamiento, junto al equipo técnico que conformó recientemente.

“Todos quieren saber cuál será el impacto económico que producirá, cuando finalizará la crisis sanitaria mundial que generó esta pandemia, qué estrategias utilizarán los países para recuperarse y qué acciones tomarán las empresas en forma paralela”, se sostiene en el documento.

En el caso puntual de la Argentina, se señala que la baja cantidad de casos en relación a los países más afectados e incluso respecto a la mayoría de sus vecinos de la región están llevando a las autoridades sanitarias a considerar que el pico de la pandemia en ese territorio se corra hacia mayo, mientras que en abril se pueda producir un incremento de casos positivos. Si este escenario se confirma, en mayo podría producirse un descenso, lo que convertiría a junio en un mes clave para definir si se está en condiciones de hablar de una “normalización” en el ámbito turístico.

Mientras tanto, en Italia, España, Brasil y los Estados Unidos se habla de una recuperación algo más lenta, dependiendo de la evolución del virus y de las medidas que tomen sus gobiernos. “Dependemos de nosotros y del resto del mundo. Dependemos de los países a los cuales apuntamos a trabajar en forma inmediata y de aquellos estratégicos, todos con decisiones distintas para luchar contra la pandemia”, explica el informe.

Tiempos de recuperación
¿Cuánto tardará el sector en volver a registrar los niveles previos a la crisis? Como ejemplo, el Inprotur analizó la última gran epidemia, la del SARS, en 2003, que afectó a 29 países en los cinco continentes y tuvo “consecuencias devastadoras” para la actividad (desde la Segunda Guerra Mundial, fue la segunda peor crisis, luego de la Gran Recesión de 2008-2009). Los viajes en el mundo cayeron un 2%, y el principal afectado fue Asia. Ante las dimensiones de la pandemia del coronavirus, sostienen que el impacto es “incalculable”.

Pero yendo puntualmente al tema de los plazos, el informe cita un estudio del WTTC, que analizó 90 crisis de alto impacto producidas entre 2001 y 2018, en las que los plazos de recuperación fueron entre los 28 y los 10 meses, con un promedio de 19,4 meses.

Esta amplia brecha entre la mínima y la máxima, sostienen, abriría dos escenarios: que sean 10 meses, lo que llevaría la fecha de recuperación a octubre de 2020; el otro, que esta se alargue hasta julio de 2021. En todo caso, advierten que esa “recuperación” puede medirse, a su vez, en dos parámetros: el sanitario (control total del coronavirus) y el económico…

Compartir noticia:
Input your search keywords and press Enter.