Ahora leyendo:
México proyecta terminar 2020 con una ocupación hotelera por encima del 50%
Toda la noticia 3 minutes read

México proyecta terminar 2020 con una ocupación hotelera por encima del 50%

A medida que avanza su desescalada, México sigue mejorando sus perspectivas de recuperación del impacto de la pandemia de COVID-19 en la industria turística. A la luz de los números de junio, julio y agosto, la Secretaría de Turismo federal ya proyecta un septiembre “moderado”, un octubre con claros signos de recuperación y un cierre de 2020 con una ocupación hotelera por encima del 50%.

Teniendo en cuenta la evolución de la pandemia en el continente americano, resulta difícil encontrar signos de optimismo de cara a los próximos meses, a pesar de que hoy son pocos los países que esperan por la apertura de su cabotaje. Esta incipiente desescalada, desde luego, contribuye a que numerosos destinos puedan pasar a tener algunas mínimas ocupaciones hoteleras y los países admiten que el objetivo es “mitigar” el impacto de la crisis, poniendo las expectativas para 2021.

Pero este no parece ser hoy el caso de México. Tras la puesta en marcha de su actividad económica (y turística) en junio, fue mostrando algunos pequeños avances en el cabotaje durante julio y agosto, mientras los hoteles y resorts fueron reabriendo paulatinamente sus puertas.

Según el secretario de Turismo de México, Miguel Torruco Marqués, los datos de DataTur le permiten trazar un escenario realmente optimista que le permita terminar el año con una ocupación hotelera por encima del 50%, apenas 16 puntos porcentuales por debajo de la de 2019.

Efectivamente, el titular de la cartera sostuvo que se espera que la ocupación en el país continúe recuperándose en los próximos meses, una vez reabierta plenamente la conectividad con el exterior, prevista para este segundo semestre. Dado que septiembre suele ser un mes de baja temporada, se prevé que la recuperación sea “moderada”, pero ya a partir de octubre se espera un mayor dinamismo en la actividad turística, con un impulso adicional en noviembre: el fin de semana largo del aniversario de la Revolución Mexicana.

La proyección final estima que habrá un total de 44.705.000 pasajeros transportados en avión, un 42,8% por debajo de lo registrado en 2019, que se explica principalmente por la pérdida de dinamismo en los vuelos nacionales e internacionales, consecuencia de la pandemia y las restricciones.

Si se analizan los datos de mayo, en ese entonces la caída de pasajeros en vuelos nacionales fue del 91,8% contra el mismo mes del año anterior. De junio a noviembre se calculan tasas positivas de dos dígitos, concluyendo 2020 con un incremento del 8,1% de promedio mensual.

En cuanto a los pasajeros internacionales, en abril pasado se verificó una baja del 97,6%, tocando su piso histórico. Desde allí, informaron, se inició una remontada a pasos agigantados, aunque todavía insuficientes.

“Considerando cifras preliminares de mayo a julio de 2020, y estimadas en lo que resta del año, se prevé una recuperación gradual con tasas mensuales de crecimiento de tres y dos dígitos a partir de mayo, aunque sin remontar los niveles observados en 2019”, aseveró Torruco…

Compartir noticia:
Input your search keywords and press Enter.